Bragueta de mujer
Bragueta de mujer

Aunque en otro artículo ya hablamos de los mítos y estereotipos del mundo sugar daddy parece que otros nuevos se van abriendo camino. El término dar un braguetazo es comúnmente utilizado cuando hablamos de un hombre ( por norma general un hombre ) o una mujer, que se casan con alguien que tiene una posición socioeconómica más alta por interés.

Dar el braguetazo no tiene nada que ver con las sugar babys, ya que en el sugar dating existe un acuerdo que en braguetazo no existe. De hecho, si nos referimos al término acuñado por la Real Academia de la Lengua ni siquiera tendría nada que ver con las mujeres:

Dar el braguetazo (RAE) 1. loc. verb. coloq. Casarse por interés con una mujer rica.

Cuando se habla de dar un braguetazo, se entiende que la persona que lo ha dado no ha sido honesto con otra persona para poder llevar una vida acomodada gracias a casarse con ella. En contraposición las relaciones de SDating son relaciones sinceras que, aunque afectivas, también implican un interés material o de otro tipo, pero siempre conocido por la pareja. Por lo tanto, la definición de sugar baby no tiene nada que ver con el término coloquial “dar un braguetazo”.

¿De dónde proviene el término dar el braguetazo?

El término braguetazo proviene de la edad media en España. En la época medieval a aquellos que tenían más de 7 hijos varones se les daba el título de hidalgo. Los verdaderos varones no estaban de acuerdo con esto por lo que a los que se les concedía este título por tener más de 7 hijos varones se les empezó a llamar “hidalgos de bragueta”.

Con el tiempo este término español fue cambiando hasta llegar a la expresión moderna de “dar el braguetazo”. En definitiva, el término dar el braguetazo indica a alguien al que se le concede un título o que sube de repente de nivel socioeconómico gracias su pareja.

¿Qué diferencias existen entre dar el braguetazo y una relación de sugardating?

Aunque en algunos aspectos hay cierta similitud, el sugardating engloba relaciones mucho más amplias que el simple hecho de subir de nivel socioeconómico por casarse con alguien o tener hijos:

Sinceridad:

Una relación de sugardating es sincera, es decir la pareja sabe por qué están ahí y las necesidades de la otra persona. En una relación “sugar” los dos saben perfectamente cuál es su rol en un principio, aunque después pueda ir evolucionando hacia otro tipo de relaciones.

Cuando hablamos de dar un braguetazo, hablamos de que existe cierto engaño por parte de la persona que da el braguetazo o un falso afecto. En este tipo de relación en la que uno de los dos busca ser recompensado hay un cierto engaño. hay varias razones por las que un sugar baby se queda con su sugar daddy, pero seguramente la sinceridad de estas relaciones sea una de las más importantes.

Acuerdo:

En el sugar dating existe un acuerdo de por medio, por eso “dar un braguetazo” no tiene nada que ver con las sugar babys. Aunque este tipo de relación puede variar con el tiempo e ir cambiando el acuerdo incluso hasta llegar al matrimonio.

Cuando alguien dá un braguetazo no ha hablado con su pareja sobre sus necesidades o por qué está en esa relación. Esta es una de las claves para ser un sugar daddy sin problemas. Por norma general se llega al matrimonio para conseguir subir de nivel y con ese objetivo.

Timings:

En el Sdating pueden existir unos tiempos diferentes y marcados por la pareja en la que el tiempo que pasan juntos forma parte del acuerdo. Este tipo de relaciones no es forzada y puede terminar en cualquier momento si uno de los dos quiere.

El braguetazo es una relación por interés, pero enmascarada como formal en la que se ha buscado unas ventajas con desconocimiento de la otra persona. Es un tipo de relación forzada en el que una de las partes quiere aprovecharse sin que la otra se entere.

¿Las sugar babys buscan dar el braguetazo?

No, una sugar baby no busca dar el braguetazo ya que desde el principio de la relación es sincera con lo que quiere conseguir. Otra cosa es que la relación pueda ir evolucionando hasta una relación formal si el el mentor sabe cómo atraer a mujeres más jovenes para ser un sugar daddy de éxito.

Pero en este caso no existiría dar el braguetazo ya que desde el principio el concepto de sugar daddy implica un componente material, de apoyo o mentoría en la relación. El hecho de que exista este componente no significa que no haya afecto de por medio si no que es un aliciente más para la relación.

Pensamientos finales

Desde SugarDaddyEspaña seguiremos defendiendo este tipo de relaciones como lo que son. Aunque siempre habrá gente que intente tildarlo de lo que no es. Que paséis una feliz Semana Santa y sobre todo ¡Disfrutar mucho!

Bibliografia:

  1. https://blogs.20minutos.es/yaestaellistoquetodolosabe/el-curioso-e-historico-origen-de-la-expresion-dar-un-braguetazo/
  2. https://dle.rae.es/braguetazo

Dejar una Respuesta


INGRESA EN TU CUENTA CREAR UNA CUENTA NUEVA

Your privacy is important to us and we will never rent or sell your information.

 
×

 
×
¿HAS OLVIDADO TUS DATOS?
×

Subir